Login
¿Cuál es el tamaño ideal para una casa?

¿Cuál es el tamaño ideal para una casa?

1- El tamaño del salón – comedor con 2 ambientes:

Los dos ambientes típicos de un salón son la zona de comedor, muchas veces reservada para ocasiones especiales, y la zona social o de sofás, donde se suele ubicar también el televisor. Para la zona de comedor es determinante el tamaño de la mesa, que a su vez depende del número máximo de comensales, para una familia de 4 miembros consideraremos un máximo de 10 comensales, con lo que necesitaríamos una mesa de al menos 2,60 x 0,90 m (probablemente se trate de una mesa extensible pero debemos considerar su tamaño máximo). Teniendo en cuenta las circulaciones alrededor de la mesa, el comedor podría tener una superficie de 15 m2.

Dimensiones de un gran comedor. “Arte de proyectar arquitectura” de Neufert

En cuanto a la zona social, como habréis imaginado el tamaño del sofá sería el principal condicionante, así como la distancia recomendada a la televisión. Para el caso que analizamos sería suficiente un espacio de 3,5 x 4 m, es decir, 14 m2.

Hay que tener en cuenta que el espacio no debe quedar ajustado, al tratarse de una zona común, debemos tener en cuenta el movimiento de miembros de la familia y de posibles invitados, por lo que añadiremos un extra de 3 m2.

Así, el espacio aproximado que necesitamos para el salón – comedor será de 32 m2 útiles.

2- El tamaño de la cocina con espacio para comer y despensa:

La cocina es una de las estancias de mayor protagonismo en la vivienda y también uno de los espacios con mayor repercusión en el presupuesto. Casi todo el mundo quiere cocinas con espacio suficiente como para colocar una encimera de isla o península y una zona donde poder comer a diario. Además, siempre viene bien una zona dedicada al almacenaje de alimentos o despensa.

Una cocina equipada con isla y con espacio suficiente para una mesa de 4 personas necesita al menos 16 m2. A esto hay que añadir la despensa, que supone aproximadamente 1,5 m2 más. Así que en total podríamos considerar que necesitaremos 17,5 m2 de cocina para poder tener una cocina con isla, espacio para comer y despensa.

Si queréis tener un mayor detalle de las medidas recomendables para una cocina, podéis visitar este otro post:

CÓMO DISEÑAR CORRECTAMENTE UNA COCINA

3- El espacio necesario para un lavadero – tendedero independiente:

Es cierto que la zona de lavado a veces se integra en la cocina, pero generalmente nuestros clientes prefieren tener un espacio independiente para el lavado, planchado y algo de almacenaje, totalmente independiente de la cocina. Para que este espacio se pueda aprovechar bien, tendremos que darle un tamaño de al menos 1,80 m x 3 m, es decir, aproximadamente 5,5 m2 de superficie. Este tamaño será suficiente para alojar la lavadora, la secadora (si es el caso), espacio para el planchado, un pequeño fregadero y también algo de almacenaje para ropa y productos/utensilios de limpieza.

4- El tamaño necesario para el dormitorio principal, con baño en suite y vestidor:

El dormitorio principal es otra de las estancias a las que se suele dar un trato especial a la hora de diseñar una vivienda. Uno de los elementos más importantes para determinar el espacio necesario es el tamaño del ancho de la cama, que normalmente va desde 1,50 m (tamaño total de 1,50 x 2 m) hasta los 2 m de ancho (tamaño total de 2 x 2 m). Alrededor de la cama hay que poder circular con comodidad y se puede prever además una pequeña zona de trabajo o incluso un rincón de lectura. Considerando una cama intermedia, de 1,80 x 2,00 m, todos estos requisitos suponen una superficie aproximada de 12 m2 dedicados exclusivamente a zona de dormitorio.

El vestidor puede consistir en un espacio a continuación del dormitorio con armarios enfrentados. Dado que estamos considerando un espacio específico de vestidor, supondremos que la cantidad de almacenamiento necesaria es grande, con lo que dos armarios enfrentados de 2 m de longitud cada uno serían una buena opción. Teniendo en cuenta el espacio necesario entre armarios para poder acceder a los mismos cómodamente, debemos considerar unos 6 m2 para el vestidor.

En cuanto al baño principal, consideraremos el equipamiento de un baño estándar (ducha, lavabo e inodoro) solo que con unas proporciones algo mayores en la ducha (para que quepan dos personas) y mueble de lavabo con 2 senos. Una ducha de 1,50 x 0,90 m, un lavabo de 1,30 m de largo y 0,5 m de fondo y una cabina independiente para el inodoro, necesitan una superficie aproximada de 5 m2.

Así, considerando un pequeño incremento de superficie para conectar los 3 componentes, la habitación principal con cama de 1,80 x 2 m, vestidor y baño en suite debería tener una superficie total aproximada de 25 m2.

5- La superficie necesaria para los dormitorios individuales:Tamaño mínimo de un dormitorio. “Arte de proyectar arquitectura” de Neufert

Para los dormitorios individuales, al igual que en el dormitorio principal, el tamaño de la cama es un factor determinante. Las camas individuales generalmente tienen un tamaño de 2 x 0,9 m, pero en ocasiones es conveniente planificar el tamaño de la habitación para una cama nido (que ocupa el doble que una individual estándar: 2 x 1,80 m) o para una cama doble de al menos 1,35 x 2 m. También hay que prever una zona de estudio (con una mesa de al menos 1 x 0,6 m) y el espacio necesario para un armario empotrado de por lo menos 1,50 m de largo y 0,65 m de fondo.

Teniendo en cuenta todos estos factores, el tamaño de los dormitorios individuales se debería situar entre los 9 m2 y los 11 m2. Consideraremos 11 m2 por cada dormitorio individual para ir a favor de la amplitud, ya que estamos analizando el tamaño ideal de una vivienda.

6- El tamaño necesario para la habitación multiuso:

Está habitación sería similar a un dormitorio individual pero con un tamaño inferior ya que se considera una estancia complementaria al resto. Como decíamos al principio, su uso podría ser el de habitación de invitados, por lo que deberíamos considerar espacio para una cama doble o sofá cama, despacho, sala de estar o sala de juegos.

Con una superficie de 9 m2 debería ser suficiente para acoger cualquiera de estos usos sin problema.

7- La superficie necesaria para un baño completo y para un aseo:

El baño y el aseo deben ser cómodos pero sin un alarde excesivo de espacio. Lo mejor es que la superficie dedicada a los mismos esté optimizada. Así, para un aseo dotado de inodoro y lavabo podemos considerar una superficie de 2 m2 y para el baño una superficie de 3 m2 (equipado con plato de ducha/bañera, lavabo de un seno e inodoro).

Sumando ambos datos obtenemos una superficie de 5 m2 que sería necesaria para el baño general y un aseo.

El tamaño necesario para baños y aseos es un tema que hemos tratado ya en varias ocasiones en nuestro blog. Si quieres más detalles puedes visitar alguno de los siguientes post:

8- El espacio necesario para las instalaciones:

Muchas veces las instalaciones son las grandes olvidadas en las previsiones de espacio para una vivienda. Sin embargo, nuestras viviendas cuentan cada día con mayor número de instalaciones y tecnologías. Lo mejor es centralizar todos estos aparatos en un solo espacio o cuarto de instalaciones, aunque a veces se puede aprovechar algún armario de cocina, el espacio en falsos techos o algo de espacio del lavadero. Dado que estamos analizando la superficie necesaria e ideal, consideraremos un pequeño cuarto de instalaciones independiente, que podría estar cerca de la entrada, también podría estar conectado a la cocina o al lavadero. Para alojar las instalaciones típicas de una vivienda de alta eficiencia energética para cuatro miembros, necesitaríamos una superficie aproximada de 1,8 x 1,4 m, es decir, unos 2,50 m2.

9- El tamaño necesario para la terraza o porche:

hemos querido incluir en este análisis un espacio de terraza o porche, un elemento que nos permite conectar con el exterior mientras mantenemos ciertas comodidades del interior de una vivienda: unos sofás, una mesa para comer fuera, protección frente al Sol con pérgolas y toldos, etc. Una terraza que permita alojar una mesa para comer en el exterior o, alternativamente, una zona de estar, debería tener una superficie aproximada de 8 m2.

10- El espacio reservado para pasillos y vestíbulo de entrada:

Por último, no debemos olvidar que necesitamos conectar entre sí todas las estancias analizadas. Los distribuidores y pasillos son necesarios y ocupan cierta superficie. La cantidad de espacio dedicada a estos elementos depende de muchos factores, como el estilo de distribución interior de la vivienda (más abierta o más compartimentada), el diseño exterior de la vivienda (si la volumetría de la vivienda es muy alargada será difícil evitar un largo pasillo) e incluso del gusto de cada persona o familia, un pasillo con ventanales que aporten luz y vistas hacia el exterior y que conecte las diferentes estancias puede ser un elemento muy potente dentro de una vivienda y que guste a mucha gente.

Si sumamos la superficie total de las estancias analizadas hasta el momento (excepto la terraza), obtenemos un total de 118,5 m2. Aproximadamente necesitaremos incrementar esta superficie en un 10% para poder conectar todos los espacios, lo que supondría que necesitamos 12 m2 repartidos entre vestíbulo de entrada y distribuidores.

6 Consejos para optimizar tus gastos y mejorar tus finanzas

6 Consejos para optimizar tus gastos y mejorar tus finanzas

1. Estructura y organiza tus gastos

Sin orden, no hay control. Toma una libreta, una hoja de cálculo o tu herramienta de finanzas personales favorita y comienza a listar tus gastos recurrentes.

Te recomendamos organizarlos por categorías, así vas a tener una perspectiva más clara de cómo estás usando tu dinero.

Ten en cuenta incluso aquellos gastos que normalmente pasas por alto porque consideramos irrelevantes.

Aquí tienes algunas apps de finanzas para emprendedores.

2. Identifica los gastos que puedes optimizar

Teniendo tus gastos definidos y estructurados, ahora si te será mucho más fácil identificar qué gastos puedes eliminar y qué gastos puedes optimizar.

Muchos de tus gastos recurrentes están ahí simplemente porque te acostumbraste a asumirlos, pero seguro que si te detienes a analizarlos con detalle verás que puedes prescindir de algunos de ellos.

Algunas estrategias para optimizar los gastos que decidas mantener son:

    • Evalúa diferentes proveedores y quédate con el que te ofrezca el mejor servicio al mejor costo.

 

    • Si no quieres cambiar de proveedor, revisa los diferentes planes que te ofrece tu proveedor actual y negocia con él. Puede que estés pagando de más por beneficios que no estás aprovechando.

 

    • Si siempre te queda del producto o servicio sin consumir al final de un periodo económico, puedes considerar reducir las cantidades que estás adquiriendo.

 

    • Revisa los gastos indirectos asociados a los productos y servicios que adquieren frecuentemente, puede que ahí existan diversos gastos que se pueden eliminar o reducir.

 

  • Comparte tus gastos con otras personas para que puedan acceder a mejores precios al comprar por volumen.

3. Vende lo que no necesitas

Lo que no necesitas te está robando tiempo, espacio y energía. También, puede que esas cosas que no necesitas te estén generando gastos adicionales de almacenamiento y mantenimiento.

Deshazte de todo aquello que no necesitas. Si lo vendes, incluso estarías ganando algo de dinero extra para invertir en tus planes de crecimiento financiero.

4. Salda tus deudas

Toda deuda tiene un costo financiero del que las personas no suelen ser conscientes. Tener una deuda es prácticamente poner tu dinero bajo una tasa de rendimiento negativa.

Las deudas sólo tienen sentido cuando se usan para invertir en proyectos cuya rentabilidad supera la tasa de interés de la deuda.

Si en estos momentos estás afrontando el pago de diversas deudas, lo mejor es que las pagues cuanto antes porque estás perdiendo dinero.

Una buena estrategia para aquellos que cayeron en el error de endeudarse con diferentes entidades es renegociar las tasas de interés o ir a donde una entidad que recoja todas sus deudas ofreciéndole una mejor tasa de interés.

5. Elabora presupuestos

La planificación financiera es sin duda tu mejor herramienta para mantener bajo control tus gastos.

Los expertos recomiendan al menos establecer los siguientes presupuestos personales:

    • Presupuesto de gastos personales: en él incluyes tus gastos de vivienda, vestimenta, alimentación, servicios públicos, etc.

 

    • Presupuesto de gastos de trabajo: en él incluyes los gastos asociados a la ejecución de la actividad que te genera ingresos.

 

    • Presupuesto de gastos de entretenimiento y vacaciones: destina una parte de tus ingresos a tu bienestar personal, a actividades sociales y a descansar adecuadamente.

 

    • Presupuesto de gastos imprevistos: algunos lo llaman tener “un colchón de seguridad” y corresponde a destinar una parte de tus ingresos para afrontar gastos que puedan surgir de forma repentina. Sin este presupuesto, puedes verte obligado a adquirir costosas deudas para afrontar los imprevistos.

 

  • Presupuesto de ahorro: también ahorra parte de tu dinero con el objetivo de poder considerar alternativas de inversión o para realizar compras grandes sin necesidad de endeudarte.

Pero recuerda que no basta con establecer presupuestos; tienes que cumplirlos. Sé muy estricto. La disciplina es un componente fundamental de una vida financiera saludable.

6. Usa la tecnología

Existen muchas formas en las que la tecnología nos puede ayudar a mejorar nuestras finanzas personales.

En primer lugar, existen herramientas y aplicaciones que nos permiten organizar y gestionar nuestra información financiera. Si las usas, te será mucho más fácil optimizar tus gastos y establecer presupuestos.

En segundo lugar, hay plataformas enfocadas en ayudarnos a encontrar los mejores precios de los productos y servicios que requerimos. Por ejemplo, si quieres encontrar un buen seguro para tu coche, existen plataformas para calcular precio de seguro de coche y comparar entre diferentes alternativas. De igual forma hay comparadores de servicios turísticos, profesionales, financieros, etc.

En tercer lugar, las herramientas digitales te permiten ser más productivo, permitiéndote ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero. Por ejemplo, hoy existen aplicaciones te ayudan a priorizar tus actividades para enfocarte en aquellas que te producen los mejores resultados.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?