Login
¿Cuál es el tamaño ideal para una casa?

¿Cuál es el tamaño ideal para una casa?

1- El tamaño del salón – comedor con 2 ambientes:

Los dos ambientes típicos de un salón son la zona de comedor, muchas veces reservada para ocasiones especiales, y la zona social o de sofás, donde se suele ubicar también el televisor. Para la zona de comedor es determinante el tamaño de la mesa, que a su vez depende del número máximo de comensales, para una familia de 4 miembros consideraremos un máximo de 10 comensales, con lo que necesitaríamos una mesa de al menos 2,60 x 0,90 m (probablemente se trate de una mesa extensible pero debemos considerar su tamaño máximo). Teniendo en cuenta las circulaciones alrededor de la mesa, el comedor podría tener una superficie de 15 m2.

Dimensiones de un gran comedor. “Arte de proyectar arquitectura” de Neufert

En cuanto a la zona social, como habréis imaginado el tamaño del sofá sería el principal condicionante, así como la distancia recomendada a la televisión. Para el caso que analizamos sería suficiente un espacio de 3,5 x 4 m, es decir, 14 m2.

Hay que tener en cuenta que el espacio no debe quedar ajustado, al tratarse de una zona común, debemos tener en cuenta el movimiento de miembros de la familia y de posibles invitados, por lo que añadiremos un extra de 3 m2.

Así, el espacio aproximado que necesitamos para el salón – comedor será de 32 m2 útiles.

2- El tamaño de la cocina con espacio para comer y despensa:

La cocina es una de las estancias de mayor protagonismo en la vivienda y también uno de los espacios con mayor repercusión en el presupuesto. Casi todo el mundo quiere cocinas con espacio suficiente como para colocar una encimera de isla o península y una zona donde poder comer a diario. Además, siempre viene bien una zona dedicada al almacenaje de alimentos o despensa.

Una cocina equipada con isla y con espacio suficiente para una mesa de 4 personas necesita al menos 16 m2. A esto hay que añadir la despensa, que supone aproximadamente 1,5 m2 más. Así que en total podríamos considerar que necesitaremos 17,5 m2 de cocina para poder tener una cocina con isla, espacio para comer y despensa.

Si queréis tener un mayor detalle de las medidas recomendables para una cocina, podéis visitar este otro post:

CÓMO DISEÑAR CORRECTAMENTE UNA COCINA

3- El espacio necesario para un lavadero – tendedero independiente:

Es cierto que la zona de lavado a veces se integra en la cocina, pero generalmente nuestros clientes prefieren tener un espacio independiente para el lavado, planchado y algo de almacenaje, totalmente independiente de la cocina. Para que este espacio se pueda aprovechar bien, tendremos que darle un tamaño de al menos 1,80 m x 3 m, es decir, aproximadamente 5,5 m2 de superficie. Este tamaño será suficiente para alojar la lavadora, la secadora (si es el caso), espacio para el planchado, un pequeño fregadero y también algo de almacenaje para ropa y productos/utensilios de limpieza.

4- El tamaño necesario para el dormitorio principal, con baño en suite y vestidor:

El dormitorio principal es otra de las estancias a las que se suele dar un trato especial a la hora de diseñar una vivienda. Uno de los elementos más importantes para determinar el espacio necesario es el tamaño del ancho de la cama, que normalmente va desde 1,50 m (tamaño total de 1,50 x 2 m) hasta los 2 m de ancho (tamaño total de 2 x 2 m). Alrededor de la cama hay que poder circular con comodidad y se puede prever además una pequeña zona de trabajo o incluso un rincón de lectura. Considerando una cama intermedia, de 1,80 x 2,00 m, todos estos requisitos suponen una superficie aproximada de 12 m2 dedicados exclusivamente a zona de dormitorio.

El vestidor puede consistir en un espacio a continuación del dormitorio con armarios enfrentados. Dado que estamos considerando un espacio específico de vestidor, supondremos que la cantidad de almacenamiento necesaria es grande, con lo que dos armarios enfrentados de 2 m de longitud cada uno serían una buena opción. Teniendo en cuenta el espacio necesario entre armarios para poder acceder a los mismos cómodamente, debemos considerar unos 6 m2 para el vestidor.

En cuanto al baño principal, consideraremos el equipamiento de un baño estándar (ducha, lavabo e inodoro) solo que con unas proporciones algo mayores en la ducha (para que quepan dos personas) y mueble de lavabo con 2 senos. Una ducha de 1,50 x 0,90 m, un lavabo de 1,30 m de largo y 0,5 m de fondo y una cabina independiente para el inodoro, necesitan una superficie aproximada de 5 m2.

Así, considerando un pequeño incremento de superficie para conectar los 3 componentes, la habitación principal con cama de 1,80 x 2 m, vestidor y baño en suite debería tener una superficie total aproximada de 25 m2.

5- La superficie necesaria para los dormitorios individuales:Tamaño mínimo de un dormitorio. “Arte de proyectar arquitectura” de Neufert

Para los dormitorios individuales, al igual que en el dormitorio principal, el tamaño de la cama es un factor determinante. Las camas individuales generalmente tienen un tamaño de 2 x 0,9 m, pero en ocasiones es conveniente planificar el tamaño de la habitación para una cama nido (que ocupa el doble que una individual estándar: 2 x 1,80 m) o para una cama doble de al menos 1,35 x 2 m. También hay que prever una zona de estudio (con una mesa de al menos 1 x 0,6 m) y el espacio necesario para un armario empotrado de por lo menos 1,50 m de largo y 0,65 m de fondo.

Teniendo en cuenta todos estos factores, el tamaño de los dormitorios individuales se debería situar entre los 9 m2 y los 11 m2. Consideraremos 11 m2 por cada dormitorio individual para ir a favor de la amplitud, ya que estamos analizando el tamaño ideal de una vivienda.

6- El tamaño necesario para la habitación multiuso:

Está habitación sería similar a un dormitorio individual pero con un tamaño inferior ya que se considera una estancia complementaria al resto. Como decíamos al principio, su uso podría ser el de habitación de invitados, por lo que deberíamos considerar espacio para una cama doble o sofá cama, despacho, sala de estar o sala de juegos.

Con una superficie de 9 m2 debería ser suficiente para acoger cualquiera de estos usos sin problema.

7- La superficie necesaria para un baño completo y para un aseo:

El baño y el aseo deben ser cómodos pero sin un alarde excesivo de espacio. Lo mejor es que la superficie dedicada a los mismos esté optimizada. Así, para un aseo dotado de inodoro y lavabo podemos considerar una superficie de 2 m2 y para el baño una superficie de 3 m2 (equipado con plato de ducha/bañera, lavabo de un seno e inodoro).

Sumando ambos datos obtenemos una superficie de 5 m2 que sería necesaria para el baño general y un aseo.

El tamaño necesario para baños y aseos es un tema que hemos tratado ya en varias ocasiones en nuestro blog. Si quieres más detalles puedes visitar alguno de los siguientes post:

8- El espacio necesario para las instalaciones:

Muchas veces las instalaciones son las grandes olvidadas en las previsiones de espacio para una vivienda. Sin embargo, nuestras viviendas cuentan cada día con mayor número de instalaciones y tecnologías. Lo mejor es centralizar todos estos aparatos en un solo espacio o cuarto de instalaciones, aunque a veces se puede aprovechar algún armario de cocina, el espacio en falsos techos o algo de espacio del lavadero. Dado que estamos analizando la superficie necesaria e ideal, consideraremos un pequeño cuarto de instalaciones independiente, que podría estar cerca de la entrada, también podría estar conectado a la cocina o al lavadero. Para alojar las instalaciones típicas de una vivienda de alta eficiencia energética para cuatro miembros, necesitaríamos una superficie aproximada de 1,8 x 1,4 m, es decir, unos 2,50 m2.

9- El tamaño necesario para la terraza o porche:

hemos querido incluir en este análisis un espacio de terraza o porche, un elemento que nos permite conectar con el exterior mientras mantenemos ciertas comodidades del interior de una vivienda: unos sofás, una mesa para comer fuera, protección frente al Sol con pérgolas y toldos, etc. Una terraza que permita alojar una mesa para comer en el exterior o, alternativamente, una zona de estar, debería tener una superficie aproximada de 8 m2.

10- El espacio reservado para pasillos y vestíbulo de entrada:

Por último, no debemos olvidar que necesitamos conectar entre sí todas las estancias analizadas. Los distribuidores y pasillos son necesarios y ocupan cierta superficie. La cantidad de espacio dedicada a estos elementos depende de muchos factores, como el estilo de distribución interior de la vivienda (más abierta o más compartimentada), el diseño exterior de la vivienda (si la volumetría de la vivienda es muy alargada será difícil evitar un largo pasillo) e incluso del gusto de cada persona o familia, un pasillo con ventanales que aporten luz y vistas hacia el exterior y que conecte las diferentes estancias puede ser un elemento muy potente dentro de una vivienda y que guste a mucha gente.

Si sumamos la superficie total de las estancias analizadas hasta el momento (excepto la terraza), obtenemos un total de 118,5 m2. Aproximadamente necesitaremos incrementar esta superficie en un 10% para poder conectar todos los espacios, lo que supondría que necesitamos 12 m2 repartidos entre vestíbulo de entrada y distribuidores.

¿CÓMO PIENSA UN ARQUITECTO?

¿CÓMO PIENSA UN ARQUITECTO?

¿Cómo piensa un arquitecto? Hemos hablado alguna vez de la creatividad del arquitecto como cualidad crucial en nuestra actividad.

Hace un tiempo escribí en el blog de Fundación Arquia un post, titulado Oda a los arquitectos de cerebros amarillos, en el cual exaltaba esta característica que los arquitectos normalmente exhibimos y que resulta escasa (y valiosa) en la sociedad.

Sin embargo, nuestra profesión requiere más cosas. Es un mix de destrezas mentales diversas difícil de reunir.

Aquel post da pie al artículo de hoy, en el que vamos a reflexionar acerca del funcionamiento mental del arquitecto y, sobre todo, de lo que podemos ofrecer como colectivo y como individuos.

¿Y por qué esto es importante?

Bueno, el autoconocimiento siempre lo es. Te ayuda a entender tus puntos fuertes y a trabajar tus áreas de mejora. Además, conociéndote a ti mismo vas a ser capaz de conocer mejor a los demás y de entender sus necesidades.

Y de eso trata lo nuestro, de satisfacer necesidades de personas. Debemos ofrecer cosas concretas útiles para la gente, y para ello qué mejor que analizar cómo piensa un arquitecto.

UN PAR DE CURIOSIDADES MÁS SOBRE CÓMO PIENSA UN ARQUITECTO

  • Tradicionalmente se ha dicho que la parte más imaginativa del cerebro es el hemisferio derecho, mientras que el izquierdo es la parte más racional. Las personas utilizamos ambos siempre, pero en algunas predomina uno más que otro. De hecho, muchos expertos afirman, no sin cierta razón, que las ideas del hemisferio derecho se filtran con el izquierdo. Y luego está Voltaire, que dijo que “La originalidad no es otra cosa que imitación con criterio”.
  • Se ha constatado que existen neuronas en grandes cantidades en nuestro estómago e incluso en nuestro intestino, lo cual es tremendamente interesante. A veces tenemos “mariposas en el estómago”, o decimos que “no tengo estómago para esto”. Los alemanes, cuando hacen algo sin un proceso definido, imaginando o por aproximación lo hacen “mit dem Bauch”, es decir, “con la tripa”.
15 tips para trabajar de forma más eficiente y optimizar el esfuerzo en arquitectura

15 tips para trabajar de forma más eficiente y optimizar el esfuerzo en arquitectura

1. Entiende la diferencia entre “eficacia” y “eficiencia”. Eficacia es hacer las cosas apropiadas. Eficiencia es hacer las cosas de manera apropiada. Ambas son importantes, pero necesitas hacer las cosas apropiadas primero, antes de poder hacerlas de la manera correcta. Combínalas y estarás listo para trabajar de manera inteligente y sin esfuerzo adicional.
2. Recuerda la regla del 80-20. El ochenta por ciento de sus resultados provienen de sólo el veinte por ciento de su esfuerzo. Céntrate en los resultados, no en el trabajo. Más horas no siempre equivalen a más resultados.
3. Crea esquemas de tu proceso. Sí, cada proyecto es único, pero las tareas y las metas de cada proyecto son bastante similares. Esquematizar el proceso te ayuda a ver que pasos se pueden eliminar o hacer el proceso más eficiente. Los Mapas Mentales son una gran herramienta para este ejercicio.
4. Utiliza checklists. La mayoría de los software de gestión de proyectos permiten crear checklists y listas de tareas pendientes. Una vez que has trazado tu proceso, puedes crear checklists para cada etapa del proyecto. ¿Cuáles son sus prestaciones estándar? ¿Qué problemas suelen ocurrirte? ¿Qué suele fallar? Echa un vistazo a el libro de Atul Gawande, The Checklist Manifesto, con consejos prácticos sobre cómo crear y gestionar checklists.
5. El tiempo es el único recurso que no puede ser creado o almacenado. Es nuestro bien más preciado. Guarda tu tiempo y utilizarlo de manera eficaz – no puedes crear más.
6. Prioriza tu tiempo con las tareas más importantes.
7. Trata de trabajar menos horas, no más. Esto obliga a concentrarte en las tareas más importantes. Además, investigaciones muestran que trabajar más de cuarenta horas es francamente improductivo.
8. Mantén un registro de tiempo. Registra cómo pasas su tiempo en el transcurso de una semana típica. Este registro debe ser muy detallado. Toma nota de todo lo que haces en el transcurso de la jornada laboral; escribir un email a un cliente, navegar por Internet, etc. Haz esto durante toda una semana y tendrás una muy buena idea de como distribuyes tu tiempo.
9. Mark Twain dijo que si lo primero que haces en la mañana es comer una rana viva, luego nada peor te puede pasar durante el resto del día. Completa las cosas que realmente no quieres hacer a primera hora de la mañana, cuando estás fresco. Sácalo del medio, entonces puedes seguir adelante con las tareas que realmente disfrutas.

Read More »

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?